domingo, 9 de mayo de 2010

Diario de mi segundo viaje a Japón - día 12 Kioto V - Castillo Nijo,Higashiyama

03-08-07

Hoy salimos dispuestos a ver algunas cosillas que nos quedaron pendientes de días anteriores y el resto de los templos de Higashiyama. Así que nos vamos al Castillo Nijo en primer lugar. El día amenaza lluvia y es normal ya que ayer estuvimos viendo en la tele el tifón que entró por el sur de Japón con vientos muy fuertes y mucha agua que hizo que se cortara el servicio de trenes, pero que pasará de largo y no dará demasiada guerra por aquí. Al salir vemos que está nublado lo que para el caso es casi mejor ya que así no sufriremos el sol pero de la humedad no nos salva nadie. :D

El llegar allí no es complicado ya que tomamos el metro en la estación de Kioto y en una parada hacemos trasbordo a otro de otra línea. La verdad es todo un cambio ir en metro en Kioto porque el bus va siempre lleno de gente..en cualquier día y cualquier hora. Y la verdad no es nada barato tampoco....aunque el metro tampoco es barato ya que el trayecto más corto te cuesta 210 yenes y  según vayas pues así te cuesta...aunque el bus sale por 220 Yenes pero eso sí fijo vayas donde vayas...pero agradecemos el ir fresquitos y sin agobios.

Nada más llegar a la parada salimos y justo en frente el Castillo Nijo y 30 metros más allá la taquilla. Ala para adentro.

El Castillo Nijo fue construido por Tokugawa Ieuyasu, fundador del Shogunato Edo, como residencia para él y sus sucesores. El edificio del palacio ahora conocido como “castillo secundario” fue terminado en 1603.

Mantiene su forma original y es famoso por su arquitectura Momoyama, puertas correderas decoradas y suelos que crujen cuando alguien camina sobre ellos (una medida de seguridad contra intrusos). El castillo está declarado patrimonio mundial por la Unesco.


Iemitsu también añadió el Honmaru incluyendo una torre de 5 pisos. La construcción original fue destruida por un incendio en el siglo 18 y la estructura actual fue traída desde el palacio imperial en 1893.

Una vez allí lo primero que notamos a diferencia de ayer es que este es un sitio mucho más concurrido donde la mayoría de los turistas son extranjeros y además vienen en grupo. Empiezan a entrar y es una pesadilla porque no hay forma de hacer una foto ya que son tantos al mismo tiempo que es imposible por lo que esperamos que pasen y después seguimos nosotros tranquilamente.  Durante la visita adelantamos a un par de grupos y después al terminar la visita al edificio principal los guías les dicen a los grupos...bueno ya está nos vamos...una pena porque el resto del complejo aunque no es tan espectacular si que merece la pena de ser visitado..es lo que tiene ir en un tour de estos. :D


Sinceramente el Castillo Nijo es una visita muy interesante ya que el interior tiene recreaciones con figuras de como era el interior en su tiempo...muy de agradecer porque no lo hemos visto en ningún otro sitio. Luego la estructura del edificio principal que es el único abierto al publico es amplia y bastante grande pero el resto de los edificios solo se puede visitar desde el exterior. Dispone de dos jardines uno de los cuales está en el interior del recinto y otro a lo largo del muro exterior. La visita desde luego muy recomendable.

Una vez salimos empieza a chispear por lo que nos vamos de nuevo a la estación de metro para irnos a la zona de Higashiyama para seguir con las visitas. En 10 minutos estamos en nuestro destino. Salimos y empezamos a mirar el plano y una amable japonesas nos informa de la dirección correcta para ir al templo de Shore-in.


El templo en cuestión no está mal pero con la sobredosis de templos que tenemos y el haber visto templos increíbles hace que este nos sepa a poco. Pero el interior está bien tiene unos biombos pintados del siglo 16 y 17 y está algo más decorado que otros a parte que el acceso a zonas de culto es libre, el jardín no es grande y por desgracia en este tiempo no luce todo lo que podría.



Durante la visita nos empieza a llover por lo que esperamos un poco a ver si escampa, así es y salimos para ir al templo de Chion-in, y por el camino pasamos por una zona muy tranquila de Kioto donde es muy agradable el paseo. 

Poco antes de llegar nos llueve otro rato nos resguardamos y esperamos a que pase el agua. Seguimos y los 100 metros vemos la imponente puerta Sanmon que es la mayor puerta de un templo de todo Japón con 24 metros de alta. 

Subimos una escalera hacia el complejo de templos y llegamos a una explanada donde está el edificio principal a la altura de la puerta muy grande y en el que se puede entrar, desde fuera escuchamos a los monjes cantando. Además de una pagoda de tres pisos hay dos jardines y varios edificios más.
También dispone de una campana que pesa 74 toneladas y para hacerla sonar se necesitan 17 monjes y si....es enorme, lo que me pregunto es si se fabricó en su actual ubicación o si la trasladaron desde donde se hizo porque está en lo alto de un repecho importante..... :D
No entramos en los jardines porque estamos saturados así que nos vamos. Si tienes dudas sobre si visitar o no este templo no lo dudes visitalo. :D

Bajamos del templo y empieza de nuevo a llover pero por el camino nos sentamos en un banco en el parque que hay al lado de Chion-in y esperamos que pare un poco. Seguimos y vemos la entrada al templo de Kodai-ji pero al dar una vuelta antes de pasar por la entrada vemos una estatua de Buda enorme y nos acercamos a ver que es....resulta ser Ryozen Kannon 


Es un memorial por los soldados desconocidos caídos durante la segunda guerra mundial y decidimos entrar. Al pagar la entrada nos dan unas barras de incienso para poner en un sitio habilitado para ello...las pinchamos allí y visitamos el lugar....no es que sea un sitio de interés extremo pero la estatua nos llamó la atención. El interior tiene aparte de la estatua enorme un sitio donde rinden culto a los caídos y algunos altares. Se puede entrar a la estatua grande en el interior por la parte trasera donde hay varias estatuas budistas mas pequeñas.

El lugar podría estar mejor conservado, según el estándar japones claro....:D.

Salimos y nos vamos a Kodai-ji pero como no lo tenemos claro y la entrada es algo cara decidimos pasar de entrar así que nos vamos y buscar el bus de vuelta y comer algo porque es la hora y llevamos desde esta mañana temprano dando vueltas.

Por el camino y antes de llegar a la calle que lleva a Kiyomizu-dera vemos unas calles estrechas en la zona de Nene no Michi con casas de madera y que son increíbles (lleno de restaurante carisimos, casas privadas para los ricos y ryokans) ya que algunas a pesar de ser realmente pequeñas, al menos desde fuera, disponen de su pequeño jardín japones en la entrada....ummmm que gozada. :D


Bajamos la calle y buscamos una parada de bus que nos lleve a la estación de Kioto donde comeremos algo en los restaurantes de la zona y luego a descansar y planear el día de mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada