domingo, 9 de mayo de 2010

Diario de mi segundo viaje a Japón - día 5 Takayama II

26-07-07 Takayama y Hida no Sato.

Nos levantamos a las 8 ya que hemos pedido desayuno en el hotel...es raro porque nos dijeron que a que hora queríamos desayunar....ahora nos lo explicamos...jeje. Este hotel es la caña...me encanta. Bajamos con el ticket del desayuno y la mujer de recepción nos dice que bien, me da la cesta del pan y ella sube con la bandeja con el resto del desayuno hasta la planta donde está el salón con la mesa y la cocina. Nos la da y nos dice donde tenemos el café y el tostado por si  queremos caliente el pan. :D....lo dicho es la caña. :D

El desayuno bien, bueno muy bien, tomamos un par de bollitos y media rebanada de pan, un poco de fruta (poca porque aquí esta muy cara), una ensalada de puré patata con un tomate pequeñito y lechuga, un yogurt y café. No esta mal por 800 Yenes.

Terminamos de desayunar y tiramos las sobras a los cubos de reciclaje, hay uno para cada cosa rotulado en perfecto inglés, y dejamos la tazas y los platos en una cestita...ya que no tenemos que limpiarlos....

Salimos a la calle y como esta noche ha llovido la calle está bastante húmeda. Nos dirigimos al mercado que ponen por la mañana en un par de zonas. Como ya estuvimos por la zona ayer no es fácil de localizar. Por el camino vamos tomando fotos y eso. Al llegar al mercado empieza a chispear....vaya que mala suerte, empezamos a ver los puestos y la verdad vende verduras y algo de artesanía local en madera, tampoco como para tirar cohetes. Lo que nos llama la atención es el tamaño de las verduras y lo ordenadito que lo tienen todo. Tienen verduras o super-chicas o gigantes..no tienen termino medio estos japoneses, lo curioso es que cualquier puesto de verduras tiene tan poco genero que seguro que tu madre cuando va al puesto a comprar regresa a casa con más fruta y verdura que ellos tienen expuesta..... :D

Las gotitas se convierten en un aguacero de narices así que toca comprar un paraguas, entramos en la primera tienda que tiene algunos expuestos en la puerta...que son la mayoría de las tiendas, compramos uno de esos plegables que ocupan poco sitio una vez cerrado por 1000 Yenes. Una vez pertrechados nos vamos al otro mercado porque este nos ha desilusionado..total 15 o 20 puesto pequeños y nada más...puede que el domingo u otro día haya más puestos en la calle. :D

Llegamos al otro que está a la orilla del río pero son unos pocos más y la diferencia con el otro es que hay tiendas con más productos y artesanía en la ribera de río. Ponemos rumbo a la estación de autobuses para comprar los billetes para ir a Hida No Sato, la chica que vende los tickets nos dice que hay un ticket combinado que cubre el bus y la entrada...no es que te ahorres gran cosa pero algo es algo. Nos dice donde se toma el bus y cuando es el próximo...pues a esperar.

A la hora como es normal en este santo país el bus llega nos montamos y tras 10 o 15 minutos estamos en la parada correspondiente. Sigue lloviendo de firme así que sacamos los paraguas y para la entrada. 


La infraestructura que tienen montada es impresionante, si no tienes paraguas te lo prestan, si vienes con niños o con alguien con problemas de movilidad tienen carritos para críos y sillas de ruedas y carritos eléctricos....la caña. :D



El sitio muy interesante con explicaciones en inglés de casi cada casa que son de antiguos moradores que vivían en la zona pero que han restaurado y traído hasta aquí. 
La verdad un conjunto muy interesante de ver y creíamos que íbamos a verlo en relativamente poco tiempo pero hemos estado casi 3 horas y pico dando vueltas por el complejo. El moverte por allí sencillo y agradable, además al rato de llegar deja de llover y eso hace que la visita sea si cabe mejor.

Salimos de allí y nos vamos a la parada del bus, preguntamos en un restaurante para asegurarnos y no solo nos lo confirman sino que nos dan la hora a la que pasa el siguiente bus....la caña, esperamos en un banco a que el bus llegue, que llegó a su hora....faltaría más. Los detalles en Japón son increíbles...al sentarnos en el banco vemos que hay montón de hojitas con un trozo de madera encima y al mirarlo más detenidamente nos damos cuenta que son los horarios a los que pasan los autobuses por la parada....lo dicho la caña. :D

Una vez llegamos a la estación de buses compramos los billetes para ir a Shirakawa-go para mañana, nos cuesta unos 8600 Yenes ida y vuelta. Como es hora de comer y hay hambre empezamos a buscar un restaurante....en el primero que vemos y nos gusta entramos. Ummmmmm nos comemos dos platazos de fideos con carne y verdura  mas dos cervezas que nos pone las pilas...y todo por 2200 Yenes, quien dijo que Japón era caro.... :D

Esta  tarde vuelta por la ciudad y cena...bueno o no. :D

Mañana toca Shirakawa-go...ala mañana más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada