domingo, 9 de mayo de 2010

Diario de mi segundo viaje a Japón - día 8 Inuyama-Hikone

30-07-07

Hoy tocan castillos, nos vamos a Inuyama. El llegar es un poco complicado por lo lejos y porque hay que hacer un par de transbordos para llegar. Una vez en Nagoya enfilamos a la estación de Meitetsu que está nada más salir de la estación de JR y una vez dentro una amable chica de la compañía nos indica el anden, el tren y el coste del billete así como donde hacer el transbordo. Una vez dentro de la estación es un poco lío porque en el mismo anden paran tres trenes distintos y es un poco lioso pero con la indicación de la azafata llegamos a buen puerto. Una vez en la estación de Inuyama Yuen salimos a la calle y buscamos indicaciones de como llegar al castillo, encontramos un panel que lo indica y lo seguimos....al final resulta que siguiendo el río vemos el castillo a lo lejos....seguimos subiendo y al final damos con la entrada...como en casi todos los castillos en Japón en lo alto de un cerro o montaña.




Este castillo es uno de los cuatro declarados monumentos de interés histórico en Japón ya que es un castillo que nunca ha sido destruido por lo que es totalmente original. Es un castillo pequeño pero bonito y además como curiosidad es el único de propiedad privada en todo Japón. :D

En el interior algunas armaduras de samurais, fotos, escudos, maquetas del castillo y su estructura  y cuadros con ilustraciones y fotos. Como la mayoría de los edificios históricos en Japón el mobiliario es escaso. El acceso a la parte superior de la torre pues complicada con unas escaleras super-empinadas en las que subir y bajar es una cuestión de cuidado.... :D

Una vez visto no tiene muchas cosas más que ver el castillo en sí....bajamos y nos indican que existe un museo donde se guardan cosas relacionadas con el castillo....buscamos el sitio y por el camino preguntamos como llegar al museo a la encargada de la oficina de turismo de la ciudad como llegar y nos da un mapa y nos orienta de como llegar.

El museo solo tiene una pequeña sala dedicada al castillo con una espada (sin la empuñadura como es normal aquí), algunos utensilios, ropa y poco más. Eso si tiene una sala con una carroza que sacan en su festival que es enorme pero poco más. Salimos de allí y de vuelta a la estación de tren para volver a Nagoya.

Una vez allí pedimos el billete para ir a Maibara desde donde iremos a Hikone...pero el empleado de JR no se entereaba de nada y yo tampoco le entiendo nada a él. Así que nos dice que podemos tomar un Shinkansen en un vagón sin reservar y eso hacemos pero como no todos van a Maibara al final nos vamos directamente a Kioto donde compramos algo para comer y preguntamos donde tomar un tren directo a Hikone, nos lo dice y allí que nos vamos.

Hikone es una pequeña ciudad a orillas del Lago Biwa, el lago más grande de Japón. La ciudad es famosa por su castillo, uno de los 4 designados como tesoros nacionales (los otros tres son el Himeji, Matsumoto e Inuyama).

Al llegar nada más salir de la estación pedimos un plano de la ciudad e indicaciones de como llegar al castillo...sin problemas la persona que nos atiende habla un inglés perfecto y no da la información rápidamente. Nos sentamos en una plaza a la salida de la estación y  nos comemos la comida y mientras vemos unas banderolas en las que indican que la ciudad está de celebración por el 400 aniversario del castillo de Hikone..si que es casualidad. :D

Nos dicen que el acceso al castillo se puede hacer perfectamente a pie y así vamos hasta allí. No está realmente lejos y ves un poco la ciudad.

El castillo que después de un periodo de construcción de 20 años, fue completado en el año 1622. Servía como residencia del señor feudal hasta el final de la época feudal de Japón en el año 1868. Es un castillo original que sobrevivió a la epoca post-feudal sin ser destruido y reconstruido. La mayor parte de los fosos, muros, garitas y puertas también están intactos, dándote una idea de lo que era un castillo feudal.

Ya los aledaños del castillo impresionan ya que dispone de un foso exterior bastante amplio con varias torres además de otro interior. Llegamos al recinto y la entrada nos cuesta 1000 Yenes porque además con ella puedes entrar al jardín que hay al lado del castillo.

Entramos directamente al castillo y si, es enorme y con la entrada con las típicas vueltas, torres y escaleras para la defensa en caso de guerra. La entrada es a través de un puente de madera a bastantes metros de altura y ya en el interior el recinto es bastante amplio y tiene varias construcciones. Las vistas son realmente fantásticas ya que se divisa el lago Biwa...al menos parte de él porque es enorme. :D




El castillo como en todos los que he visitado hasta ahora fotos, ilustraciones, revestimientos del tejado, alguna maqueta, utensilios y poco más...no esperéis ver gran cosa en su interior. La subida bastante estrecha y empinada pero la vista desde la parte superior increíble....merece la pena el viaje. :D

Nos empieza a llover así que entramos a la torre principal y subimos. Ya de vuelta a la parte inferior vamos a una torre al extremo del recinto que se usaba para vigilar posibles ataques desde esa dirección, la torre da directamente al lago. Afortunadamente ha parado de llover y sale el sol....además de un arco iris fantástico.



Bajamos y por el camino entramos en una pequeña sala donde exponen unas figuras de lego con monumentos de todo el mundo (la Pirámide de Gize, la torre inclinada de Pisa, Machu Pichu, Angkor, la estatua de la Libertad y varias otras más hechas) todo para celebrar la paz en el mundo.

Ya en la salida del castillo está el museo del castillo, si se quiere entrar hay que comprar la entrada a parte, pero como está cerca de la hora del cierre y además tenemos que volver a Kioto no entramos.

Esperamos el tren que nos lleva a Kioto y una vez llegamos al hotel una ducha reparadora y a cenar y descansar que mañana hay que seguir. :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada