viernes, 7 de mayo de 2010

Diario de mi tercer viaje a Japón día 10 - Amanohashidate

04-08-09

Hoy vamos a Amanohashidate, Amanohashidate significa puente al cielo y es una extensión de tierra de 3.6Km de arena cubierta de pinos que cruza la bahía de Miyazu en la península de Tango y es uno de los 3 mejores vistas de Japón.

Lo pero es que para llegar se necesitan algo más de 2 horas de tren, al llegar pedimos un plano en la oficina de información que hay justo en la estación de tren y salimos. A pocos metros está el puente que lleva a la zona de los pinos y al otro lado hay un pequeño templo, Chion-ji, verlo no lleva demasiado y la entrada es gratis.


Justo al lado está el embarcadero donde se puede tomar una barca que te lleva al otro lado de la bahía a Ichinomiya desde donde puedes ver Amanohashidate desde un mirador en lo alto de un parque...


así que tomamos un bote por 600 Yenes para que no lleve. Vamos solos en el bote y tenemos que esperar unos minutos a que regrese desde el otro embarcadero. Nos montamos y en un pis-pas estamos allí.

Desde el embarcadero vamos al templo de Motoisekono, damos una vuelta, y curioso ya que hay un bambú clavado en el suelo al que si te acercas puede oír el sonido del agua a través del bambú.


Desde allí nos vamos al tele-silla que te lleva al parque de Kasamatsu donde está el mirador. El camino bordeado de tiendas con recuerdos y donde se puede comprar desde pescado seco a castañas, si, castañas asadas...nos acercamos a una de las tiendas y las estaban asando en ese momento en una máquina para asarlas la mar de curiosa, eran como tres cilindros de tela metálica que daban vueltas sobre la plancha caliente...curioso. :D


Tras subir una pequeña pendiente llegamos al telesilla, pagamos 640 Yenes por la ida-vuelta, aunque por menos de 1800 Yenes tenía la opción de ir en bus además al observatorio de Benten-Yama, pero decidimos ir solo al primer observatorio. Ala pues para arriba unas escaleras más y estamos en el tele-silla.


El tele-silla es del tipo de los de las estaciones de esquí y es la mar de curioso, todo rústico, en la silla no hay cinturón para atarte ni nada de eso, de todos modos si te caes tampoco es que el golpe sea demasiado grande, de hecho en algunos tramos he tenido que subir las piernas para no me den en el suelo...quizás en la parte final de arriba haya un poco más de altura por lo empinado pero para nada peligroso. :D

Llegamos arriba y la verdad la experiencia es para no perdérsela, nos hemos reído un rato con el paseo en el tele-silla.

A parte del mirador y los consabidos prismáticos a monedas está el bar-tienda de recuerdos de todo lugar turístico en Japón que se precie.

Luego hay unas plataformas desde donde desde hace 1000 años se pone uno encima de espaldas al trozo de tierra, con la piernas abiertas te inclinas y miras entre ellas para ver el puente de tierra en el cielo...pues nada, a cumplir con la tradición. :D


Luego bajamos por el tele-silla, y vuelta a reírnos un rato. Luego hay la opción de volver por el mar o andando hasta Amanohashidate, nosotros elegimos ir a pie cruzando el trozo de tierra. El paseo es de unos 50 minutos, bordeado de pinos.


Hemos visto un par de sitios donde la gente se estaba bañándose y además estaba bastante bien acondicionado con duchas y aseos justo al lado (aunque aseos encontrarás por todo el camino, menuda organización la japonesa), hay zonas acotadas para bañarse tanto al principio como al final de la zona de tierra.


El tema playa en Japón desde luego no se parece en nada a lo que conozco por Málaga, menos gente y todo más ordenado, además con duchas y chiringuito (japonés) al lado...si te decides a ir a  Amanohashidate te puedes traer el bañador y darte un chapuzón.

Luego hemos cruzado el puente giratorio Kaisen-kyo que casualmente estaba abierto porque iba a cruzar una barcaza cargada y luego cuando pasa se vuelve a su posición normal para que crucen los peatones.


Al llegar era la hora de la comida y hemos comido por la zona. Hay la posibilidad de ir a otro observatorio en el lado de la estación de tren (viewland) pero hemos decido no ir.

Nos hemos ido a la estación de tren y como el billete que teníamos era para bastante después hemos estado esperando en la estación hasta que hemos visto un tren que iba en dirección a Osaka y lo hemos tomado para la vuelta.

Nota : El trayecto no está cubierto totalmente por el JR Pass y hemos pagado unos 1480 Yenes por la ida y otros 1480 Yenes por la vuelta debido a que el tren va sobre las vías de otra compañía para llegar a  Amanohashidate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada