viernes, 7 de mayo de 2010

Diario de mi tercer viaje a Japón día 11 - Nara-Uji

05-08-09

Hoy hemos dormido hasta tarde y después de desayunar nos hemos ido al Templo Horyuji, uno de los templo que me quedé con ganas de ver en la otra visita a Nara.

El templo fue fundado por el Príncipe Shotoku en el 607, al que se le atribuye la introducción del budismo en Japón, Horyuji es uno de los templos más viejos de Japón. Su salón principal, la pagoda de cinco pisos y la puerta central, todas ubicadas en en el templo de Saiin Garan (el distrito occidental) y del siglo VII, son las estructuras de madera más viejas del mundo. En 1993, Horyuji fue designado herencia de mundo por la UNESCO como la estructura de madera más antigua del mundo.

Al llegar a la estación salimos como ya es habitual en mi por la salida errónea y claro no encontrábamos la parada de bus para ir al templo, eso me pasa por no mirar los letreros. Pues nada que vemos que el templo queda como a 20 minutos a pie y decidimos ir a pie aunque hace un calor importante. Al llegar al templo vemos al bus que pasa y fichamos la parada de bus para la vuelta.

Paramos a beber algo fresco en una de las múltiples máquinas que hay en la calle de entrada al templo. Luego vamos hacia la puerta y un japonés en inglés nos indica que es un guía de buena voluntad gratuito y que si queremos que nos acompañe en la visita al templo y que podemos hacer la visita en una o en dos horas....así que le decimos que queremos visitar otro sitio y que una hora será suficiente. El guía asiente y os dice que se llama Tomo (bueno es su nombre acortado porque los occidentales lo pronunciamos mal), nos presentamos y le decimos de donde somos y nos invita a iniciar la visita.

Tomo nos explica desde como purificarse en la entrada al templo como la historia y la construcción del templo, en inglés eso sí, pero lo habla bastante bien y lo entendemos muy bien. Pagamos la entrada y nos comenta que él no lo necesita por lo que entramos al templo en sí. El templo es enorme y todos los terrenos del templo ocupan 17 hectáreas.

Nos va enseñando todo el templo y sus particularidades, detalles tanto de los edificios como de las figuras dentro de ellos y cuestiones del budismo y el sintoismo.


Entre sitio y sitio vamos hablando sobre Japón, los japoneses, los viajes, nuestra ruta, que tiempo estaremos y que vamos a visitar...en fin de todo un poco. Pasamos por un edificio y nos invita a un té fresco y nos pide si nos puede tomar una foto y si le podemos escribir en un cuaderno nuestro nombre y de donde somos, por supuesto faltaría más. Luego nos hace una foto delante de un pabellón octogonal dentro del templo.

Al terminar la visita le pedimos hacernos una foto con él y acepta encantado. Al mismo tiempo saca su cámara y le da la nuestra a una paisana que pasaba y le pide que nos haga las dos fotos. Luego salimos y le decimos si quiere tomar algo fresco aunque sea en una máquina a lo que nos dice que no varias veces, así son ellos. Nos deja en la parada de autobús y luego sigue su camino, nos despedimos de él y le agradecemos su tiempo. Al momento pasa el bus y lo tomamos en dirección a la estación de tren.

En resumen una visita realmente entretenida y muy educativa. Si vais por allí y os encontráis con un guía no lo dudéis porque disfrutareis esa visita mucho más.

Desde Horyuji tomamos el tren hasta Nara y desde allí a Uji. Uji es una de las ciudades más antiguas de Japón y está entre las antiguas capitales de Nara y Kioto. Al llegar nos encaminamos hasta el puente de Uji y la estatua del cuento de Genji.


Para seguir las indicaciones que nos llevan hasta el templo Byodo-in. Aquí http://moleskinearquitectonico.blogspot.com/2007/09/jardines-japoneses-byodo-in.html tenéis una descripción completa del templo y su jardín.


El templo aparece en las monedas de 10 Yenes y es bonito, pero supongo que en otra época debe ser una maravilla pero en verano pierde un poco ya que el verano en Japón todo está verde pero nada que ver con primavera u Otoño. Seguimos la ruta de la visita y vemos tanto el exterior del templo como el museo que está realmente bien integrado porque nadie diría que hay un museo desde fuera, pero sí, y además es muy moderno y agradable de visitar. Tiene fotos, vídeos y piezas del templo e incluso partes del templo que se sustituyeron desde el siglo XI e incluso anteriores.

Luego al terminar la ruta llegamos a una taquilla donde hay que pagar aparte el acceso al salón de fénix, pero como ya lo hemos visto en el museo y en un vídeo preferimos no entrar.

Desde allí vamos a Kioto con la intención de cambiar algo de dinero y comer para luego regresar a Osaka. Miramos en la oficina de cambio que hay nada más salir de la estación a mano derecha en una oficina de viajes y vemos el cambio que ofrecen y a continuación nos dirigimos a la oficina central de correos de Kioto que está a la izquierda de la salida central y preguntamos el cambio y es mejor que en el otro lado por lo que cambiamos los euros por yenes. Nos dirigimos a las galerías comerciales que hay bajo las paradas de bus a la zona de restaurantes y allí buscamos algunos que nos convenza, comemos y nos dirigimos a la estación para tomar un tren a Osaka porque mañana nos vamos a Matsue y tenemos que prepararlo todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada