viernes, 7 de mayo de 2010

Diario de mi tercer viaje a Japón día 15 - Himeji-Kobe

10-08-09

Hoy hemos tenido un día de aupa. Hemos salido temprano para Himeji con intención de subir al Monte Shosha al templo de Engyoji, un complejo de templos con más de 1000 años y que está al borde la ciuad de Himeji.

Llegamos a Himeji y está lloviendo y bastante, creo que nos vamos a mojar de lo lindo..y además subiendo....mal rollo. Ya en la estación de buses preguntamos en la información para comprar el pase de bus y teleférico que nos costará 1300 Yenes y sale más barato que pagarlo por separado...la mujer de la información nos dice que si...y mira el reloj, sale corriendo y por señas nos dice que nos apresuremos....vamos a la taquilla donde le dice a la empleada que queremos y sale corriendo al bus para decirle al conductor que nos esperara, luego vuelve y nos deja en la puerta del bus (el 8 de la compañía Shinki que está al salir a mano izquierda y de color naranja), si señor todo un detalle, nos despedimos de ella y le damos la gracias y la reverencia correspondiente.

Ya en el bus, media hora hasta la estación del teleférico donde está la última parada y para arriba. Los teleférico sale las en punto y cada 15 minutos, al llegar salimos y el camino hasta la entrada de la garita donde se compra la entrada (500 Yenes) al templo y sigue lloviendo de lo lindo...nos va a caer todo el agua del mundo hoy.


Luego 10 o 15 minutos de subida por el camino de la montaña que está bastante empinada hasta la puerta Niomon Gate todo esto entre un bosque denso y con la neblina en el camino, realmente increíble. Desde allí otros 10-15 minutos para llegar al Maniden por un camino flanqueado en parte por una piedras con inscripciones en japonés y algunos subtemplos.

Subimos al Maniden por unas escaleras de piedra bastante empinadas y nos quedamos por allí por un rato para descansar y resguardarnos de la lluvia que sigue cayendo. El templo es una bonita estructura de madera construido sobre pilares.


Durante el camino y durante la visita apenas vemos 10-12 personas en total y ningún turista que no sea japonés. Desde allí hemos ido por el camino en medio del bosque a tres estructuras de madera conocidos como Mitsunodo: El Daikodo, Jikido y Jogyodo.


Desde allí por la parte trasera del templo vamos a la zona de Okunoin que si que está marcado pero no hemos visto nada porque estaba tapado por obras. De allí hemos ido a la zona de Gohodo. Una vez visto hemos vuelto por donde hemos venido porque el complejo está señalizado solo en Japonés y hay varios caminos pero la verdad difíciles de seguir sino sabes japones aunque el plano que te dan en la entrada te ayuda lo suficiente.

Volvemos a la estación del teleférico mojados pero satisfechos porque la visita ha merecido la pena, ha sido complicado pero ha estado muy interesante.

Tenemos suerte y el teleférico está a punto de salir, nos montamos y para abajo, además el bus también en la parada (están bien sincronizados para no tener que andar esperando demasiado). Luego llegamos a Himeji y nos bajamos para tirar las correspondiente fotos al castillo pero esta vez con otro tiempo porque las veces anteriores nos freíamos de calor ...y no está mal el cambio aunque siga lloviendo. Desde allí andando a la estación de JR para tomar un tren a Kobe y justo llegando para de llover, mira tu que bien.





Nos vamos al andén y tomamos un tren rápido a Sannomiya y como es la hora de comer y estamos en Kobe...pues lo mejor es comer carne de Kobe, pero primero hay que encontrar el restaurante que habíamos buscado por internet....como siempre salimos por la puerta correcta pero tomamos la dirección contraria, luego de andar un rato le preguntamos a un paisano y nos dice que es en sentido contrario, como no, pues ala a desandar lo andado. Tomamos por una calle y sorpresa, tampoco es. Pues nada saco los planos y me pongo a mirar y al final damos con el sitio.

Entramos y nos ofrecen la carta o la sugerencia del día...pues nada la sugerencia del día que consiste en una pieza de 110 gramos o de 130 gramos de carne de no recuerdo que tipo por lo que como somos dos pedimos uno de cada, la camarera nos dice si es para compartir y asentimos, el menú además tiene una sopa, una ensalada pequeña y la carne con una guarnición de verduras y además nos pedimos un par de cervezas frescas y a esperar.

Resulta que nos habían mandado al segundo piso y estamos solos. Sube el cocinero y empieza a preparar la plancha, si, te lo cocina allí mismo delante tuya. La camarera nos trae la carne antes de preparar y nos la enseña para ver si estamos conformes y nos pregunta como queremos la carne en cuanto a cocción. Luego se los da al cocinero y empieza a servir los platos. Cuando se dispone a servir la carne enciende una plancha que tiene la propia mesa para que la carne no se enfrie y sirve la carne perfectamente cortada y distribuidas a partes iguales de ambos tipos porque le dijimos que era para compartir. El plato además tiene sal y pimienta para aderezar la carne.

Después de probar la carne no tengo otra que decir que lo que se dice es cierto, la mejor carne que he comido nunca....tierna y sabrosa. Acabamos de comer y pagamos....en total nos sale la cosa en 10.250 Yenes, una vez es una vez y merece la pena. Muy feliz

Al salir empieza a llover de nuevo por lo que nos metemos en una cafetería para tomar un café y hacer tiempo para ver si para...y si, para...pero ahora el calor es insoportable y la humedad altísima. Vamos a la estación de tren y nos vamos a Motomachi para visitar la zona del puerto.

Salimos de la estación y pasamos por la Chinatown de Kobe (Nankinmachi), muy parecida a la de Yokohama pero más pequeña. De allí a Meriken Park que es un paseo marítimo en el puerto de Kobe. El parque fue devastado en el terremoto de 1995. Hay pequeño memorial que conmemora las vidas perdidas en el puerto. Incluye una pequeña sección del puerto dañada durante el terremoto y conservada para recordar el tremendo poder de destrucción de los terremotos.




Al lado hay un parque con una carabela, un par de jet foils y algunas esculturas. Además está la Kobe Port Tower, simbolo de la ciudad y el Kobe Maritime Museum.







Se puede subir a la Kobe Port Tower o tomar un barco y visitar la bahía.





En nuestro caso seguimos andando y viendo la zona de puerto y llegamos al Kobe Harborland (Mosaic) un complejo de tiendas y restaurantes donde damos una vuelta y como andamos algo cansados del día de hoy tomamos dirección a la estación y de vuelta al hotel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada